Mi portátil strikes again

¿Os acordáis de mi portátil, el que, después de instalarle el Alcohol 120, empezó a ponerse tonto y a darme pantallazos azules como si el mañana no existiera? Pues otra vez ha estado tocándome las narices.

Resulta que ese portátil lo utilizo sobre todo para trabajar, así que imagináos mi cabreo cuando, hace unas semanas, empezó a colgarse, a ir más lento que un caracol con orquitis y a darme problemas de todo tipo a la hora de apagarlo, que se eternizaba, el tío. Total, que me lié la manta a la cabeza y dije de formatear y reinstalar el sistema. Fácil: copia de seguridad de todo, meter el disco de recuperación y hala, a trabajar.

O eso creía yo. Al poco rato de iniciarse el proceso veo que me sale un error. Brrmfff… bueno, venga, empiezo otra vez. Barrita que va avanzando, avanza, avanza, se para, error. Imprecación gorda. Pienso “a la porra”, cojo un disco con una distribución de Linux (“venga, Ubuntu Jaunty“) y lo mismo: arranque desde el CD, comienza la instalación… y zasca. Error. Aquello que se para, me dice que “no puede instalar el GRUB” y se queda tan ancho.

Aquí fue cuando ya se me escapó el taco gordo, porque eso tenía pinta de que el disco duro estaba gagá. Total, que hago lo que deberían hacer muchos aficionados y llevo el cacharro al servicio técnico. Y mano de santo: ayer mismo lo recogí y va que da alegría verlo: suavito, sin cuelgues, sin atascos y sin tonterías. Había sido un fallo de disco, pero no de hardware, con lo que tuvo un apaño relativamente fácil y rápido. Eso sí, los cincuenta loros de factura los he tenido que pagar. Y la culpa seguro que la ha tenido el Güindos…

chiste

Vaya temporadita

Ya lo sé, ya lo sé; hace bastante que no actualizo, pero entre que últimamente mis pringuers están muy tranquilitos, y que en el curro se nos ha echado encima un proyecto que hay que presentar para ya mismo, no he podido sacar ni un triste tema medio interesante para darle vidilla a esto.

Sin embargo, no creo que esta época de sequía dure mucho. Y si dura… pues espero que seáis lo mismo de irreductibles que Enjuto Mojamuto:

¡Echando humo!

Todavía estoy alucinando con este video. El tío máquina que vais a ver aquí ha montado un pedazo de sistema con veinticuatro discos de estado sólido en RAID, y mirad a la velocidad que va el cacharrito. Y pensar que a mí me empieza a protestar el PC a la que abro cuarenta pestañas en el Firefox…

Cuando sea mayor quiero saber hacer estas cosas. Y tener dinero para permitírmelas, claro. 😉