Criando musculitos

Vean ustedes, vean y quédense ojipláticos ante la nueva interfaz de usuario G-Speak:

http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/el-gadgetoblog/
2010/02/16/juego-de-manos.html

En unos años, si la coyuntura económica lo permite, nos veremos haciendo monadas con las manitas, talmente que Tom Cruise en Minority Report. Una no puede menos que maravillarse ante el invento: como buena viciosa de los videojuegos que es (en especial de los de pegar tiros a tutiplén, como el Left 4 Dead), ya se imagina en una habitación de ésas, con un pantallón gigante, organizando una masacre y quedándose luego con una calma interior que ríanse ustedes del relajo postcoital.

Sin embargo, surgen varias pegas importantes. Una, el tamaño del cachivache, difícil de meter en alguna habitación de un piso de cincuenta metros cuadrados. Segunda, el precio, porque no hace falta demasiada imaginación para suponer que un ordenador así puede costar una carretada de billetes. Y tercera, las contracturas musculares que podemos llegar a desarrollar con tanto mover los bracitos p’acá y p’allá. Hablo con conocimiento de causa: parte de mi trabajo consiste en utilizar un escáner gigante para digitalizar documentación y al cabo del rato de estar utilizándolo ya tienes el trapecio pegándote berridos. Vamos, que el riesgo de desarrollar síndrome del túnel carpiano con los ordenadores actuales se va a quedar a la altura del barro con la que se nos puede liar en la espalda de tanto bailar la jota.

Eso sí, vaya mi enhorabuena para los traumatólogos y rehabilitadores, por las boyantes perspectivas de negocio.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: