Criando musculitos

Vean ustedes, vean y quédense ojipláticos ante la nueva interfaz de usuario G-Speak:

http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/el-gadgetoblog/
2010/02/16/juego-de-manos.html

En unos años, si la coyuntura económica lo permite, nos veremos haciendo monadas con las manitas, talmente que Tom Cruise en Minority Report. Una no puede menos que maravillarse ante el invento: como buena viciosa de los videojuegos que es (en especial de los de pegar tiros a tutiplén, como el Left 4 Dead), ya se imagina en una habitación de ésas, con un pantallón gigante, organizando una masacre y quedándose luego con una calma interior que ríanse ustedes del relajo postcoital.

Sin embargo, surgen varias pegas importantes. Una, el tamaño del cachivache, difícil de meter en alguna habitación de un piso de cincuenta metros cuadrados. Segunda, el precio, porque no hace falta demasiada imaginación para suponer que un ordenador así puede costar una carretada de billetes. Y tercera, las contracturas musculares que podemos llegar a desarrollar con tanto mover los bracitos p’acá y p’allá. Hablo con conocimiento de causa: parte de mi trabajo consiste en utilizar un escáner gigante para digitalizar documentación y al cabo del rato de estar utilizándolo ya tienes el trapecio pegándote berridos. Vamos, que el riesgo de desarrollar síndrome del túnel carpiano con los ordenadores actuales se va a quedar a la altura del barro con la que se nos puede liar en la espalda de tanto bailar la jota.

Eso sí, vaya mi enhorabuena para los traumatólogos y rehabilitadores, por las boyantes perspectivas de negocio.

Anuncios

Por qué algunos deberían sacarse una licencia para tener ordenador

Vale, esto es un chiste que circula por ahí, pero seguro que más de un usuario y más de dos de los que conocemos son perfectamente capaces de hacer una cosa así.

Por si no estáis muy duchos en el idioma de Chespir, os pongo la traducción del texto. De nada.

«nvidia 7800 no funciona

Compré una de estas e intenté ponerla en mi dell dimension 2350. Mi amigo dijo que la parte brillante de metal de abajo parece que tiene líneas porque se corta por las líneas si no encaja. Así que corté la parte de abajo con cuidado para que encajara en una de las ranuras de mi ordenador. Ahora no funciona. ¿Lo corté mal? Pondría fotos, pero no tengo cámara. ¿Hay alguna manera de que pueda arreglar esto? Gracias por la ayuda.»

(Visto en izismile.com)

dioses

¡Echando humo!

Todavía estoy alucinando con este video. El tío máquina que vais a ver aquí ha montado un pedazo de sistema con veinticuatro discos de estado sólido en RAID, y mirad a la velocidad que va el cacharrito. Y pensar que a mí me empieza a protestar el PC a la que abro cuarenta pestañas en el Firefox…

Cuando sea mayor quiero saber hacer estas cosas. Y tener dinero para permitírmelas, claro. 😉

Wolfram Alpha

Te encargan en el insti un trabajo sobre la cría en cautividad de la rana toro africana o celebras próximamente la comunión de tu Yénife y buscas un restaurante capaz de tener contentos a los cuatrocientos invitados. Vale, no problemo; te vas al Google, al Yahoo! o a cualquier buscador de tu elección, y metes algo parecido a “cría cautividad rana toro” o “restaurante salón amplio Villapirula del Conde”. Y te saldrán chorrocientas mil webs que pueden tratar de los temas que quieres… o no.

«Claro, es que teniendo que buscar por palabras sueltas… ¿No sería mejor decirle al buscador: “Cuál es la mejor manera de criar ranas toro africanas en casa” o “Encuéntrame algún restaurante en Villapirula del Conde con salones grandes como para meter a cuatrocientas personas”, y que el buscador nos diera una respuesta precisa, y no una interminable lista de enlaces?», diréis vosotros. Alguno meterá las consultas así, claro, pero entonces el buscador o se irá por los cerros de Úbeda o se hará la picha un lío. Resumiendo, que al Google no le puedes hablar como le hablarías a tu colega del curro.

Pero eso puede cambiar en un futuro no muy lejano. Se está desarrollando un nuevo buscador que, según sus responsables, responderá al  lenguaje humano natural. O sea, que uno le hará una pregunta y el buscador le mostrará respuestas acordes con lo que le hayan preguntado. Así, si buscas algo sobre la rana toro, no te va a hablar de “El Cordobés” y su “salto de la rana”, pongo por caso.

Este revolucionario buscador es el Wolfram Alpha, que va a tener más que ver con la Inteligencia Artificial que con los índices que conocemos ahora. Según sus desarrolladores, Wolfram Alpha “será capaz de transformar el lenguaje natural en lenguaje matemático y usarlo para la recuperación de documentos”. Ni que decir tiene que la idea es buenísima, y que nos facilitará mucho las cosas a los que estamos (casi) todo el día mirando webs sobre diversos temas. El proyecto tiene previsto ponerse en marcha el próximo mes de mayo (la web se puede encontrar aquí mismo), y por ahora estará disponible sólo en inglés, aunque es de suponer que no tardarán mucho en adaptarlo a diferentes idiomas.

Y aquí es donde empiezo a pensar que el Wolfram Alpha tiene bastantes probabilidades de estrellarse. Imaginemos que funciona como se espera, y que poco después sacan una versión en español. Mientras que los programas de reconocimiento de voz no estén generalizados, las preguntas se introducirán como estamos acostumbrados a hacerlo ahora: por escrito. ¿Y cómo reaccionará nuestro nuevo buscador cuando legiones de hoygans empiecen a preguntar cosas como “DE QUE PAJINA ME PUEDO DESCARGAR JUEGOS PA LA PESEPE GRASIAS DE HANTEBRASO”?

En fin, que más vale que la Inteligencia Artificial experimente un desarrollo notable, porque si no le auguro un futuro muy sombrío a este proyecto. Y a cualquiera, visto el panorama.

ranatoro

Ejemplar de rana toro africana (Pyxicephalus adspersus) con una amenazadora cara de mala uva.